General, Perú
Dejar un comentario

En el interior del Valle del Colca, de Cabanaconde al Oasis de Sagalle

El Cañón del Colca ofrece excursiones para una semana o más si se desea, tiene varios pueblitos, lagunas, cascadas, cerros, volcanes… nosotros hoy os contamos la excursión circular de dos días saliendo de Cabanaconde y durmiendo en el Oasis de Sangalle. 

Recomendamos llegar el día anterior y dormir en Cabanaconde, un pueblo muy pequeño y que no ofrece mucho más que el punto de partida de la excursión.

Salimos bien temprano de la Plaza de Armas de Cabanaconde pues nos espera una ruta de aproximadamente 6h y cerca de 1400 metros de desnivel. Nos dirigimos primero al Mirador de San Miguel a las afueras del pueblo. De ahí hay unas magníficas vistas del Cañón y del Oasis donde dormiremos. La altura de las paredes es impresionante.

La primera parte de esta jornada consiste en descender hasta el río Colca, unos 1000 metros de desnivel por un camino bien definido y muy aéreo (tenedlo en cuenta si os impresionan las alturas). Se recomienda hacer este tramo lo más temprano posible para evitar el sol y el calor, aunque sea una bajada es bastante demandante y agradeceréis estar lo más frescos posible. Las vistas eso sí, son espectaculares.

Una vez lleguemos al río deberemos cruzar por un puente al otro lado del cañón. Siempre recomendamos llevar nuestra propia comida pero si no contáis con ello, en este punto se pone habitualmente una señora con bebidas frescas.

Pasado el puente encontraréis señales que indican el camino a los distintos pueblos cercanos. Hay una ruta que va por abajo al nivel del río y que es la que siguen habitualmente los tours organizados, nosotros optamos por la ruta superior que pasa por Cosñirhua (a 2h de este punto) y Malata (a 2.30h). 

Desde la señalización seguimos nuestro camino pasando San Juan de Cchucho y emprendiendo la subida hasta Cosñirhua. Son aproximadamente 200 metros de desnivel pero que junto al calor y la altura son bastante cansados, lo bueno es que hay un riachuelo que sigue en paralelo al camino y permite refrescarte y hacer menos pesada la subida. Ésta acaba en un restaurante de Cosñirhua.

Atravesamos el pueblo y continuamos 30 minutos más por la carretera ya en plano hasta el pueblo de Malata. Es pasado este pueblo donde empezaremos de nuevo el descenso hasta el Oasis. En este punto llevamos un desnivel acumulado de cerca de 1400 metros por lo que la bajada puede ser un poco cansada pero merece la pena la recompensa que nos espera abajo. Se trata de un auténtico Oasis, completamente verde y donde encontraremos varios alojamientos con piscina. ¡Un baño es sin duda la mejor forma de celebrar el esfuerzo realizado!

Nosotros nos quedamos en el primer alojamiento (no teníamos fuerzas para más), una cabañita matrimonial (muy sencilla) nos costó 40 soles, había también habitaciones compartidas por 15 soles por persona. Allí mismo nos dieron la cena por 15 soles por persona.

Toca irse pronto a dormir ya que al día siguiente queda el gran reto, 3h de subida sin descanso y 1100m de desnivel. Aquí sí que es más que recomendable salir lo más temprano posible para evitar el calor de la mañana (¡que es mucho!). A partir de las 4 de la mañana ya empieza ha haber grupos subiendo.

Como os decíamos son unas 3h aproximadamente (depende del ritmo que llevéis) por un camino en zig zag pero bastante derecho que sube casi directo hasta Cabanaconde. Hay varios miradores por el camino y la primera parte es sencillamente hermosa. Las paredes imponentes de un color amarillo intenso contrastan con el verde del Oasis y crean una de esas imágenes que se quedan grabadas en la retina para siempre.

A partir de aquí no queda más que ponerle ganas e ir a por la cima con mucho ánimo. Si tenéis suerte os pueden animar los cóndores que sobrevuelan el cañón y que tienen su punto de encuentro en el famoso Mirador de los Cóndores a pocos kilómetros de allí. Su presencia es imponente.

Conseguido el objetivo, llegaréis a la cima donde podéis hacer un merecido descanso, de allí solo quedan unos 15-20 minutos de paseo en plano hasta el punto de salida, la Plaza de Armas de Cabanaconde.

ATENCIÓN:
– Para recorrer el Valle del Colca es obligatorio pagar una entrada de 70 soles. Hay gente que intenta esquivar su pago saliendo y llegando antes de que se pongan los responsables del control. Nosotros preferimos ser legales y contribuir a la economía local y a la preservación de la zona. Compramos el ticket justo al salir del pueblo el primer día, y en la cima de la subida del Oasis encontramos un señor que nos revisó el ticket de nuevo.

– La subida del Oasis también puede hacerse en mula, pero aunque es una decisión personal os pedimos desde aquí que no lo hagáis. Las condiciones de los animales es bastante precaria y contribuir a ello creemos que no es ético. Además, se pierde la magia de este tipo de excursiones, que requieren de esfuerzo e incluso a veces de sufrimiento pero que son justamente estas dos emociones las que te dan al final la recompensa y te permiten darle aún más valor a la belleza del lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s